Frases de amor eterno

Ordenar por:
Frases de amor eterno
Navegué mil mares de dudas para instalarme a vivir en la eternidad que se desliza a través de tu cintura.
Tengo una certeza: mi amor por ti multiplicado por tu amor por mí, da como resultado infinito al cuadrado de lo eterno.
No quiero que este amor muera jamás, porque es la verdadera llama que es capaz de iluminar un mundo entero, y de calmar el frío de cualquier alma.
Porque lo que permanece es lo mejor de las personas, nuestro amor lo hará también, siendo ejemplo de los que desean ser felices para siempre.
Déjame mirarte despacio en silencio, porque pocas palabras pueden servirme para definir lo que supone este amor eterno.
Si el amor eterno existe, puedes tener claro, mi amor, que también te elegiré a ti en cualquier otra vida que nos toque vivir.
Eres el hombre que me inspira desde su primera palabra del día hasta su última palabra de buenas noches.
Si alguien me preguntase si creo que existe el amor eterno, mi respuesta sería la misma que si me preguntaran si alguna vez he amado.
Soy una fugitiva, me busca la autoridad del tiempo, ese comisario violento que quiere limitar nuestras existencias... conmigo lo lleva crudo pues soy implacable en mi huida.
Cállate mientras me besas, hazme sentir dentro de un espacio único e irrepetible desde donde se demuestre que el tiempo donde dos personas empiezan a quererse es eterno.
No cambiaría un minuto de ayer contigo por la vida eterna sin ti.
Cuando hablo con alguien sobre ti, no puedo evitar que mis palabras acaben confluyendo en un "nosotros".
Soy una súper heroína, etérea me desplazo levitando sobre eternidad de un amor que no sabe de tiempos.
Si el amor no se vislumbra eterno, duda de que sea amor, porque si ya comienza con reparos no habrá día que no haya una grieta nueva que lo haga poco duradero y esa no es esperanza para poder luchar por él día a día.
El amor eterno es aquel que comprende que puede ser efímera hasta la misma eternidad.
Incluso la eternidad me parece poco tiempo cuando se trata de estar contigo.
Maldito sea lo eterno cuando se desvanece la realidad de que nuestro amor se quiebra con el paso del tiempo.
He conocido a muchos hombres que por mí no han sentido nada más allá de una cierta pasión con medidas, pero nunca he conocido a nadie como tú que me hiciera sentir que cielo y tierra se han unido para poder acabar juntos el resto de nuestros días.
Cuando sabes que la persona que está a tu lado es con la que deseas pasar el resto de tu vida, no existen obstáculos que impidan que ese amor se haga eterno.
Crearé momentos en nuestro día a día que nos ayudarán a besarnos, abrazarnos, contemplarnos, hablarnos, creernos, escucharnos y a compartir todo aquello que hará que seamos más fuertes y nuestro amor se haga eterno.