Últimas frases publicadas
Qué triste es el mundo sin un ser amado, pero más triste es tenerlo y no poder estar a su lado.
El hombre no muere cuando deja de vivir, pero si cuando deja de amar.
Antes no te conocía, ni pensaba conocerte; ahora que te conozco, no puedo vivir sin verte.
Que lástima tener que decirte adiós cuando apenas te he disfrutado. Que tengas que marcharte al cielo dejando mi mundo destrozado.
El amor auténtico, el amor ideal, el amor del alma, es el que sólo desea la felicidad de la persona amada sin exigirle en pago nuestra propia felicidad.
El amor es tan fuerte como la muerte y al mismo tiempo tan frágil como el cristal.
No hay lazo de papel que me una a ti, no hay alianza dorada que me amarre a ti...yo a mi corazón lo dejo libre, loco y pasional.
Tú te vas, apartando la mirada, como sí no hubiera llegado a ser lo que te prometí, por eso cierras los ojos para que la realidad no te ciegue.
Susurro el silencio de nuestro amor, mis manos tocan tu piel que es mi piel, las lagrimas salen de mis ojos que ven con los tuyos... mi deseo me lleva a ti.
¡Qué triste cuando alguien que conoces se convierte en alguien que conocías!
Lo más triste en este mundo es querer a alguien antes de que te quiera a ti.
El amor no miente, la gente sí. El amor no se va, la gente sí. El amor no te hará daño, la gente sí.
Regreso a mi, porque es el único lugar en el que te encuentro.
Qué sentido tiene el tiempo si cada minuto que estoy sin ti, son miles de instantes perdidos.
Tras conocer a la persona que crees que iluminará tu vida para siempre, una sonrisa de enamorado invadirá tu ser sin que puedas hacer nada para remediarlo.
Te amo aunque no me atreva a decírtelo, te pienso aunque no estés, te añoro aunque estés, te sonrío aunque no me mires... ámame.
¿Alguna vez has visto la mirada de un perro abandonado en la calle? Si lo has hecho, habrás conocido la tristeza en toda su plenitud.
No me duele tanto nuestra lejanía, sino el sentir como te alejas cada día más.
Tu me fascinas, porque solo existes tu en mi vida, tu me enamoras porque ya mi vida es un vacío sin ti, tu me alimentas porque solo vivo de ti...tu me cautivas porque solo puedo mirarte a ti.
Un adiós duele de verdad, cuando sabes que nunca más volverás a decir "hola".