Últimas frases publicadas
No sé si detrás de la muerte nos estará esperando otra vida. Solo me importa que, dado el caso, quieras volver a vivirla conmigo.
Para decir adiós a quien se ama, no es suficiente el vaivén de las manos y los besos que inundan como lágrimas las estaciones. Es necesario dejar marchar con ese amor al propio cuerpo.
He sufrido muchas veces el dolor de un adiós. Sin embargo, comprendí que todos eran hasta luegos cuando tú pronunciaste el tuyo.
No es necesario que te lo diga, porque tú ya lo sabes. Te empeñas en que hable, en que me abra a ti, pero no puedo hacerlo, no tengo palabras para expresar el sentimiento tan profundo que me invade al estar contigo.
Antes de que anochezca es mejor que me vaya a casa y me encierre a solas, porque cuando cae la noche y se iluminan las estrellas, mis lágrimas por ti inundan el universo.
Eres tan especial que el tiempo se detiene justo cuando estás a mi lado.
Dos personas que envejecen juntas y continúan caminando de la mano mientras sienten sus corazones más unidos, no se quieren, sino que son el amor personificado.
Un amor fuerte se afianza con la distancia y se convierte en eterno cuando los corazones vuelven a juntarse.
Si tienes al amor de tu vida en la lejanía, inventa un modo de acercarlo. Sólo debes sentarte en el lugar en el que lo hacías junto a él y cerrar tus ojos, y notarás sus labios en tu mejilla.
Siempre me había imaginado un nómada, un viajero sin rumbo en este loco mundo...y apareciste tú y mis mapa de ruta se quedó con una sola chincheta.
Dame un beso, pequeño, dulce, tranquilo, de esos que me hagan saber que no será el último. De esos que llevo imaginando una y mil noches.
¿Será amor a primera vista esa atracción sexual que se siente la primera vez que te atrae alguien, o simplemente será atracción?.
Hay despedidas que se quedan guardadas para siempre en el almacén de los recuerdos dolorosos.
Las noches son incendiarias, en la almohada me refugio, te busco en cada anochecer, busco la respuesta, una señal que me indique que vas a estar ahí mañana.
No me gustan los amores pretenciosos, ni los de mil palabras de amor. Sólo deseo ese amor silencioso que te ama sin explicaciones, sinceramente, desde adentro.
¿Mi amor es certero? ¿Es lo que tengo un sentimiento sincero y profundo? Dime corazón ¿Es lo que siento, y que no puedo explicar, una emoción de amor?.
Dormir contigo, abrazarte sabiendo que eres mío y que tú esencia estará aquí igualmente cuando me despierte, es uno de los mayores placeres que pueden vivir dos personas que se quieren.
Lo eterno de nuestro de amor perdurará en el tiempo, cual raíz milenaria, que ramifica en lo más profundo de nuestros corazones.
Cuando no te tenía sólo deseaba que pasase rápido el tiempo para que empezases a quererme, y ahora que te tengo no consigo parar ese tiempo para recrearme en ti.
No se trata de enseñar qué está bien o qué está mal. Cuando uno ama de verdad todo el sentido común nos viene de repente y sentimos que no es necesaria la experiencia para saber cómo actuar ante un beso o ante una lágrima.