Últimas frases publicadas
Los recuerdos nunca se olvidan, solo se dejan de recordar.
El primer amor no siempre es el último, pero es el que nos enseña con mayor destreza.
Estar enamorado es descubrir cómo de importantes podemos llegar a ser para alguien, por eso un beso del primer amor puede ser un beso eterno y no ser solo el primero.
Cuando tu sonríes, un halo de luz inunda la estancia tenue de mi corazón guerrero.
La vida conyugal es una barca que lleva a dos personas por un mar tormentoso; si uno de los dos hace algún movimiento brusco, la barca se hunde.
La inocencia es al primer amor lo que la fe para un devoto.
Verte reír es lo mejor que puede sucederme cada día. Te amo tanto que deseo tu bienestar aun cuando éste haya de darse por encima del mío. Aun cuando deba tragarme mis lágrimas para regalarte sonrisas.
No me digas adiós, dime 'luego nos vemos' que aunque sea mentira yo me lo creeré.
No sé si es amor o es castigo, pensar incesantemente en ti dedicando mi pensamiento en cuerpo y alma a tu imagen desinteresadamente.
El amor no puede sobrevivir sin una profunda amistad así como una hoguera sin un buen combustible.
Regala hoy la mejor versión de ti mismo y disfruta del momento. Y como la vida no es otra cosa más que amor, a alguien o a algo, ámales todo lo que puedas.
Cuida como un regalo de la vida a ese amigo que te corrige cuando te equivocas, que está presente cuando algo malo te pasa, que está para bailar, reír y soñar.
Las rupturas son como la estela que dejan los aviones: cuanto más grandes son, más tiempo cuesta que desaparezca la estela y el rastro de su herida.
Dicen que en el mundo todo es cuestión de perspectiva. Y es cierto. Debería estar triste y, sin embargo, me invade la alegría. ¡Qué buena elección la de decirte adiós!
Tengo una sola cosa para regalarte, es frágil, muy tímido, y si lo cuidas, será tuyo para siempre.
Me giré y mis ojos tropezaron torpes con los ojos del que sería el hombre de mi vida.
Los primeros amores suelen tener los encantos de los aparatos dentales, besos que se enganchan para siempre en el hierro del recuerdo.
Ayer sentí que mi vida solo pasaba por ti, que me hacías feliz y que bailábamos nuestra canción hasta que ésta dejaba de existir de tanto repetirla unidos en un vaivén de complicidad que demostraba que estamos hechos el uno para el otro.
El amor a primera vista te corta de repente tu eje de emociones en dos y por un lado te encuentras con esa parte terrenal que te dirá que la vida no se mide en instantes tan cortos como para poder decidir y con la parte emocional que te dirá que hay trenes que solo pasan una vez en la vida.
Me gustaría saber qué pasó, qué hicimos mal y por qué todo esto se acabó cuando aún quedaba amor. Pero ahora ya es tarde y nuestros besos se quedaron en el pasado.