Últimas frases publicadas
Cuanto más tiempo pasa y más viejo me siento, más recuerdo aquel primer amor que me hizo descubrir la emoción de vivir.
Lo peor de esta historia es estar enganchado a ti como lo estoy y saber que jamás voy a ser correspondido.
Mirar al cielo es decir adiós a la mujer de mi vida en cualquier aeropuerto, en cualquier esquina.
El primer amor suele nacer con una vocación secreta y silenciosa. Quizá, precisamente por eso, permanecerá siempre en la memoria.
Dime un sí tan sólo una vez, déjame tu tiempo un solo minuto. Por favor, dame tu amor un solo instante.
Es la segunda vez que te veo y la segunda vez que vuelvo a pensar que eres única e irrepetible. No he podido dormir pensando en cual será el siguiente día que te encontraré. Eres perfecta por ser diferente.
Me gustaría que le dijeras que ya no le quiero, que ya no siento nada, que ya no creo en sus palabras, que ya no pienso en todos los lugares donde estuvimos, pero por favor, no le digas que todo esto te lo dije llorando.
Alargo mi mano a través del orificio del destino para llevar nuestro amor al espacio de lo eterno.
Lo que daría porque las lecciones del amor no fueran tan dolorosas cuando quieren enseñarnos que nada es para siempre y que todo cambia según el fluir de la vida.
Aunque el paso del tiempo cambie nuestra memoria, deje el color blanco en nuestro pelo, y nuestros cuerpos deseen descansar más que antes, nuestro amor permanecerá fuerte, como ese árbol que vio florecer nuestro amor.
¿Cómo sería posible mantener una relación en la que se pagase la torpeza con furia y la inocencia con traición?.
Sabes que el amor verdadero ha llegado cuando puedes predecir un pensamiento sin tener precedente alguno, porque el amor se expresa sin palabras, es conocer a quien amas completamente sin aprendizaje previo.
El amor a primera vista es un pestañeo, se encoge el corazón, se divierte el alma, toquetea al corazón y estruja el estómago que nos hace producir una sincera sonrisa y presentarnos a la persona que nos gustaría ver durante el resto de los días.
El desamor no es la consecuencia de que el amor se acabe, sino la consecuencia de darnos cuenta de que la persona que amábamos no era la quien creíamos que era.
Como una pelota movida por el viento siento que tu amor me eleva. Las risas a tu lado son algo inolvidable y cada beso algo memorable.
Me falta el contacto de tu piel con la mía, pero el recuerdo del más dulce de tus besos me da fuerzas para continuar amándote a pesar de la distancia.
Mi vida navega entre dos mares... realidad y virtual es mi existencia desde que que mi código binario se ha fijado en ti.
No sé si la felicidad está descrita en algún libro, pero yo sí puedo añadir a cualquier texto que esto que sentimos el uno por el otro describe a la perfección todo aquello que se puede llamar amor.
La normalidad con la que uno ignora a quien le ama, es la misma que padece cuando ama y no es correspondido, aunque esa simple ignorancia sí duele.
Las relaciones a distancia solamente funcionan para quienes piensan que los aeropuertos son lugares propios para amarse.