Frase del día
Y para los amantes su amor desesperado podrá ser un delito... pero nunca un pecado.