Últimas frases publicadas
No le temo a la distancia que nos separa físicamente, sino a la que pueda interponerse entre tu corazón y el mío.
El corazón no muere cuando deja de latir, muere cuando los latidos ya no tienen sentido.
Cuando te enamoras no eliges de quien lo haces, simplemente llega alguien que te deja sin aliento que te deja sin sueño y que te deja sin hambre. Por eso cuando no está a tu alcance es la peor de las noticias.
El amor verdadero es aquel que te hace pensar que realmente la vida es una oportunidad maravillosa.
Al escuchar tu voz me río, al ver tu cara me alegro, pero todo se pone triste porque sé que no te tengo.
¿Sabes por qué los ángeles están enfadados conmigo? Porque en vez de soñar con ellos, sueño contigo.
Mi mundo se derrumba con sólo pensar que no estás a mi lado.
El corazón y los ojos son dos cosas muy reales cuando el corazón se enamora los ojos te dan señales.
Romántica, tierna y dulce, romántica con poemas en tus palabras, tierna con un mundo en tu mirada. Dulce en mil sueños de tu dulzura eres romántica, tierna y dulce y por eso te amo.
Me enseñaste a vivir contigo, pero ¿cómo vivo ahora si no estás aquí?.
Una mujer acaricia a un hombre con sólo acercarse a él siempre que esté sola.
Qué triste es el mundo sin un ser amado, pero más triste es tenerlo y no poder estar a su lado.
El hombre no muere cuando deja de vivir, pero si cuando deja de amar.
Antes no te conocía, ni pensaba conocerte; ahora que te conozco, no puedo vivir sin verte.
Que lástima tener que decirte adiós cuando apenas te he disfrutado. Que tengas que marcharte al cielo dejando mi mundo destrozado.
El amor auténtico, el amor ideal, el amor del alma, es el que sólo desea la felicidad de la persona amada sin exigirle en pago nuestra propia felicidad.
El amor es tan fuerte como la muerte y al mismo tiempo tan frágil como el cristal.
No hay lazo de papel que me una a ti, no hay alianza dorada que me amarre a ti...yo a mi corazón lo dejo libre, loco y pasional.
Tú te vas, apartando la mirada, como sí no hubiera llegado a ser lo que te prometí, por eso cierras los ojos para que la realidad no te ciegue.
Susurro el silencio de nuestro amor, mis manos tocan tu piel que es mi piel, las lagrimas salen de mis ojos que ven con los tuyos... mi deseo me lleva a ti.