Últimas frases publicadas
Lloro al pie de tu sonrisa, no me tengas pena. Sé que ya sientes la nostalgia mientras mueves tu pelo que esparce polvo de mariposa. Vete con tu sonrisa antes de que me dé cuenta del sabor a despedida.
En esta distancia me consuela pensar que si en esta vida no puedo tenerte, después de ella mi alma siempre volará junto a la tuya.
Ese impulso que mueve a hacer lo imposible, que silencia a los habladores y que hasta cambia las personas más oscuras, no es un simple sentimiento de amor, sino profundas sensaciones que calan dentro de las almas.
No puede haber nada más triste que una despedida no deseada.
No creo en el amor imposible, porque sinceramente creo que es imposible dejar de amarte.
Hay estaciones propicias para el amor: nuestros cuerpos cálidos en verano; los abrazos desnudos como árboles de otoño; el escalofrío de invierno en el estómago y el espejismo de perpetuidad que como primavera nos florece.
Cómo duele decir adiós cuando no sabes cuánto tiempo durará el amor en la distancia. Pero que poco cuesta decir que vuelves y saber que todavía estás ahí.
El tiempo y la vida me enseñaron que, lo único imposible en el amor, es salir airoso.
No sabes lo que es el amor verdadero hasta que el destino pone a prueba cuánto eres capaz de soportar por la felicidad de la persona amada.
No puedes pedirme amistad cuando paso cada instante deseando poseer tus sueños.
Hay momentos de tristeza en el amor que une a las personas, pero existe una tristeza que sólo conduce hasta el desamor.
Decir que un desengaño amoroso nos fractura el corazón en mil pedazos, es una hipérbole. Pero sí es cierto que nos deja alguna que otra astilla.
Solo a primera vista nos podemos enamorar con pasión, con esa inocencia inicial donde todo reluce.
Antes de que llegue la eternidad me gustaría confesarte que te mentí al decirte que te amaría hasta la muerte. Lo siento amor....pero te amaré eternamente.
Amar a primera vista es dejarse llevar por un sentimiento irracional del que desconocemos su procedencia pero sabemos bien cuál es su destino.
El primer amor nos enseña cuál es la verdadera fuerza que mueve la vida.
El viento juega a nuestro favor, poco nos hace falta para que el amor sea eterno; no pienses para ello en el mañana, sabes que las mejores historias no tienen final.
El primer amor es aquel que aún con el paso de los años, prevalece intensamente en nuestra memoria.
El amor nace de una mirada eterna, y una mirada puede engendrar un odio eterno.
Cada día que pasa sin ti es un día de otoño: las hojas de todos los árboles que han crecido caen lentamente sobre el suelo dejando apenas el rastro de lo que un día estuvo tan vivo.