Frases de desamor

Ordenar por:
Frases de desamor
Es irónico que tú me hables de canciones de amor, cuando no tienes ni idea de qué significa cada palabra en sus letras.
Tanto maltrataste nuestra unión que la debilitó hasta el día en el que no soportó una pequeña brisa de tus palabras.
Cuando quise darme cuenta, lo único que quedaba entre nosotros era la pesada y triste sombra del desengaño.
En esta historia ambos perdimos: tú amor el verdadero y yo mi tiempo.
Si esa relación ya no posee los ingredientes del amor, es posible que ya no lo sea.
El amor que sentía por ti se ha fugado ante tanta mentira en busca de un mundo mejor.
El amor, como una vela, cuando se apaga deja en nuestro corazón un poso caliente que también quema.
Es la decepción la que se hace ver cada mañana en mí, un estado de irremediable final, el de nuestra historia.
Las rupturas son como las picaduras de abeja: al principio duelen a rabiar, luego dejan un molesto escozor y con el tiempo solo queda el recuerdo del lugar donde estuvo clavado el aguijón.
Lo más triste es cuando te das cuenta de que el que creías que era tu gran amor se ha convertido ahora en un completo desconocido.
No alargues la agonía de una despedida, porque el dolor dejará un rastro aún más grande en ti y en él.
El amor viene y se va. Triste es dejar de querer... pero más triste es no haber sido nunca querido.
Confieso que fue duro dejar de quererte...pero un whatsapp puede hacer maravillas.
No creo que el error fuera amarte demasiado, el verdadero fallo fue quedarme cuando todo el universo me gritaba que me fuese.
Lo más agrio del amor es cuando tras una despedida te preguntas cómo has podido compartir tanto tiempo con esa persona que se ha ido.
Si escuchas que tu corazón se ha roto es el momento de mirar en tú interior y averiguar si queda algo que reconstruir.
Hace tiempo que no te quiero, que no me importan tus lágrimas ni tu felicidad, hace mucho que no eres nada en mi vida.
Hay dos maneras de superar una ruptura, encerrándose en uno mismo o abriéndose al mundo. En los dos casos se está igual de solo.
Por ti que eres el ángel que ilumina mi vida podría sacrificar lo que me dijeses, pero miras a otro y no me queda más que morir cada noche.
Colorín colorado este cuento se acabado y cada uno ¡por su lado!