Frases de amor no correspondido

Ordenar por:
Frases de amor no correspondido
Tu amor es para mi la única razón en este mundo para seguir viviendo espero que un día te des cuenta que eres la razón de mi existencia.
No subestimes el amor que nadie te procese porque hasta el agua más pura se puede contaminar.
Cuando me abandonaste quise deshacerme de todos nuestros buenos recuerdos, pero pronto caí en la cuenta de que no existen recipientes tan grandes para guardarlos ni llamas tan altas para quemarlos.
No se puede hablar de amor cuando se tiene la boca llena de mentiras.
La esperanza de tenerte un día me da vida, por eso nunca admitiré a mi corazón que me dijiste que no me deseabas.
Los amores que no tienen reciprocidad no son amores, son consuelos, pues uno de los dos que mira hacia otro lado.
No temas amar, teme no saber frenar tus sentimientos cuando se dirijan a un precipicio. No hay nada peor que amar a quien no merece ningún amor.
No tomes de mi mano lo que no serás capaz de compartir después conmigo, porque lo que te ofrezco es para siempre y eso tú no lo deseas.
Te quise tanto como a nadie podré amar en la vida, te di todo de mí hasta quedar exhausto, y no fui capaz de llegar hasta ti.
Quiero dejar de fingir que te amo, porque el dolor que sentirás al saber que nunca me has tenido será menor del que sentirías al saber que deseo a otro.
Amargada estás por no quererme, dame un beso y te desatasco las emociones.
Tanto amor que tengo para darte y tu empeñado en escaparte.
No me avises si un día decides marcharte definitivamente, porque aunque sé que no me quieres, me consuela verte al despertar.
¿Que cómo es amar y no ser correspondido? Como una llama que arde y se apaga en tus entrañas a base de dolor y desesperanza.
No quisiste abrirme tu corazón, darme una esperanza para que te ofreciese lo que tenía preparado para ti, y sin embargo miras hacia otro lado, sin ser consciente de que él no te dará ni una milésima parte de lo que yo te pude haber dado.
Lo peor de nuestra historia fue haberme dado cuenta de que realmente nunca hubo tal cosa.
Y entonces miré a mi alrededor buscando tu mirada y hallé en ella un halo tan frío que congeló mi corazón y me hizo morir dos veces de pura tristeza.
Cuidado con a quien amas, puesto que hay quien ve en el amor la debilidad perfecta para conseguir unos objetivos mucho más mezquinos.
No llores si te detienes a pensar y te das cuenta que me echas de menos. Ninguna de tus lágrimas me hará volver a ver algo que amar en ti.
No es un fracaso que tu amor no sea correspondido. Lo que sí puede que lo sea es enamorarte de alguien que no merece tu amor.