Frases de amor no correspondido

Ordenar por:
Frases de amor no correspondido
No siento dolor por tu rechazo, sino dolor por comprobar que estoy proyectando el sentimiento más puro sobre la persona más vil.
¿Por qué continuar amando a un imposible? ¿Qué tienen sus palabras que me atrapan? ¿Qué tienen sus ojos que no me dejan escapar? ¿Por qué no sé mirar hacia otro lado?.
Sé desde hace tiempo que soy tu pañuelo de lágrimas, que descargas sobre mí todos tus amores perdidos. Yo quisiera ser aquel por el que suspiras, aquel por el que te desvelas y el que deseas que salga a tu encuentro.
Me pregunto todas las noches que es lo que me falta para conquistarte, que necesitas para que mi amor sea correspondido. Pídeme lo que quieras y te lo daré el sol, la luna y las estrellas si es preciso.
Se desvanece mi amor y me quedo tísico sin nada más que tu recuerdo.
Sé el tiempo es mi aliado y por eso aunque que mi amor no es correspondido, también sé que gana el que aguanta y que algún día contarás conmigo.
No quiero que la amistad me cure las heridas que este amor que no llega me está dejando. No quiero que seas mi amiga y me des tu consuelo porque me duele más eso que esperarte a lo largo de la vida entera.
Querer alguien que no te quiere es como intentar volar con un ala rota.
Estoy esperando que se abra la puerta de tu corazón que siempre me tiene a la espera. Que duro es no ver las ventanas que dan aire, ni otras puertas que ya están abiertas y me extienden los brazos con calma.
Espero que algún día puedas entender que mi partida no tiene otra razón de ser que mi completa incapacidad para evitar besar tus labios cuando los tengo justo enfrente.
Mi vida es como un río a contracorriente, porque he elegido quererte sin ser correspondido. Sin embargo, como el agua cristalina espero que algún día veas a través de mis ojos la claridad de mi amor y lo que he luchado por ti.
Ser el mejor amigo de la persona a la que amas con locura, puede ser un veneno que termine en tragedia.
Cuando me atreví a su susurrar el primer te quiero, ya no estabas junto a mí para escucharlo. Desde aquel día, sigo susurrándoselo al viento con la torpe ilusión de que lo oigas.
Hay veces que el amor no llama tu puerta, pero eres tú, el que insistiendo, llama a su puerta hasta que ella te escucha y por fin te deja entrar.
Lo peor de esta historia es estar enganchado a ti como lo estoy y saber que jamás voy a ser correspondido.
Dime un sí tan sólo una vez, déjame tu tiempo un solo minuto. Por favor, dame tu amor un solo instante.
La normalidad con la que uno ignora a quien le ama, es la misma que padece cuando ama y no es correspondido, aunque esa simple ignorancia sí duele.
Pensé que eran verdad todos esos planes que hacías en tu cabeza donde me incluías a tu lado pero poco a poco me doy cuenta de que el nosotros era una palabra, vacía, etérea, y carente de significado.
Quebrado y ultrajado se quedó mi pobre corazón con tu último portazo.
Lo peor del amor no correspondido es tener que arrancarle a tu corazón unos sentimientos a los que se había aferrado como un niño a un peluche.