Frases de amor a primera vista

Ordenar por:
Frases de amor a primera vista
El amor a primera vista surge de una conexión profunda que no entendemos y de una conversación entre dos almas en un lenguaje cifrado que sólo el corazón entiende.
Preguntarte si lo que sientes es amor a primera vista es confirmar que no lo es. Ese amor te invade, lo sientes, pero te ciega la razón y no eres consciente de que te has enamorado.
El amor a primera vista nace de una elección inconsciente sobre la que no tenemos control, ni queremos tenerlo.
Existen amores a primera vista que son amores de una noche. Éstos son los que no debemos confundir con los que posiblemente sean eternos.
Nunca imaginé que no sería yo, sino mi muela inferior izquierda, la que encontraría al hombre de mi vida. Ir al dentista desde entonces es mi cita preferida.
El amor a primera vista existe y quien ha perdido la noción del tiempo observando un rostro desconocido sabe bien de qué trata.
No sé si existe el amor a primera vista, sólo puedo decir que no podría haberte dejado marchar sin preguntar tu nombre, ese nombre de quien escucho susurrarme te quiero.
El amor a primera vista se siente en forma de suspiro: el tiempo se detiene, el corazón encoge y nuestra alma se relaja.
Cuando una pareja se conoce y se sienten unas ganas irremediables de permanecer el uno junto al otro más y más tiempo, el amor a primera vista ha triunfado.
No es algo irreal, el amor a primera vista puede darse, lo que sucede a menudo es que sólo una de las dos partes tiene esa sensación tan intensa.
En la monotonía de lo monótono del mismo camino. ¡Pum! Desorden y desconcierto...hoy he visto a un hombre-ángel y la geometría de mis pasos ha pasado a ser caótica y bella.
Un amor a primera vista no garantiza la eternidad de una relación, pero un amor que crece y se hace fuerte con el tiempo, es lo que garantiza la felicidad en pareja.
Cuando eres escéptico respecto a los sentimientos y llega una persona que llena ese corazón vacío de sentimientos y de sensaciones desconocidas hasta el momento, empiezas a intuir que el amor a primera vista puede que exista.
Apenas recuerdo el lugar, ni el tiempo, ni la fuerza libertadora que me llevó a romper el silencio y la distancia que nos separaba. Sólo recuerdo que la primera vez que te vi, empezamos a vivir el resto de nuestra vida.
Tuve que retroceder tres pasos y plantarme delante de ese escaparate-café. La mujer de mi vida estaba sorbiendo té con cariño sin saber que era yo su enamorado.
Desde el momento en que te vi por primera vez supe que mi felicidad iba a estar junto a ti. Jamás vi nada tan hermoso como el color de tu sonrisa.
Hay segundos que pasan infinitamente despacio. El primer instante que te vi, pasó ante mis ojos el resto de mi vida.
Sabes que estás enamorado cuando una sonrisa y una simple mirada son capaces de detener el tiempo y hacer que lo más pesado se vuelva muy ligero.
Aquello que la gente llama amor a primera vista no es más que ese momento en el que sientes que tu corazón ya no obedece a tu razón y se queda persiguiendo una sonrisa.
La primera vez que te vi, comprendí que era cierta esa extraña vocación de pertenencia que sienten los que aman.