Frases de amor a distancia

Ordenar por:
Frases de amor a distancia
No llores por irte lejos de mi. Debes sonreír pues nuestro amor es tan grande que ni la distancia nos separará.
Te echo tanto de menos, que hay días en que me duelen los huesos de tanto añorar tus abrazos.
Parte de nuestra alma siempre guarda una parte de rescoldos de amor, en espera de que un día aquel amor se haga realidad.
Aunque niegues, cierres tu corazón o  mires hacia otro lado, el amor te atrapa, haciendo que mueras por tener a esa persona que nunca imaginabas.
Cuando dos seres que se aman están lejos, la distancia no la miden en kilómetros o en tiempo, sino en nostalgia.
Ver tu cara en la pantalla de mi pc me recuerda la maldita distancia que separa mi alma de tu alma.
La distancia es, al amor, lo que la falta de oxígeno al fuego. Va apagándolo poco a poco dejándolo sin nutrientes y reduciendo la intensidad a un leve recuerdo.
La distancia es, para el amor puro, sólo una prueba.
Convergen los raíles de este tren-pájaro que te lleva volando sobre los hierros de mi amor hacia lo más profundo de mi corazón.
La distancia puede romper todo, menos dos corazones sinceros.
Gracias por demostrarme que la distancia no es rival para un sentimiento sincero cuando mi corazón estaba lleno de incredulidad.
La distancia es infinitamente más dura y dolorosa cuando separa dos corazones que en realidad son solo uno.
Esperar es sencillo cuando amas a alguien que sabes que vendrá. Aunque si se encuentra lejos la espera puede ser algo más dolorosa.
La distancia puede no acabar con el amor, pero lo coloca en una posición verdaderamente difícil.
Te dije cuando te fuiste que los días serian años, pero a pesar de que sean siglos, te seguiré amando.
Lo que me separa de ti son cientos de piedras pequeñas que conforman caminos difíciles pero lo que me une a ti son esas ilusiones pequeñas que conforman proyectos de vida y que nos hacen caminar hacia una vida feliz en común.
Espero que la distancia no suponga reforzar nuestros corazones inseguros en su idea de que quizá los kilómetros y el tiempo nos hagan ver nuestro amor con distinto enfoque.
Cuanto más espacio existe entre nosotros más cerca tengo ese jersey que aún huele a ti, y que me lleva a tu lado, casi hasta rozarte.
Un amor a distancia, sin fe, no tiene más destino que el irremediable olvido.
Me duele muchísimo el no tenerte cada día pero se que el día de que estés junto a mi llegará, y cuando lo haga, no volveremos a separarnos jamás.