Frases de amor a distancia

Ordenar por:
Frases de amor a distancia
En el fondo la distancia reforzará nuestra relación porque en ocasiones la cercanía y las prisas no permiten valorar que el paisaje que supone el recorrido de nuestro amor, tiene muchos matices que lo hacen especial día a día.
Me falta el contacto de tu piel con la mía, pero el recuerdo del más dulce de tus besos me da fuerzas para continuar amándote a pesar de la distancia.
Las relaciones a distancia solamente funcionan para quienes piensan que los aeropuertos son lugares propios para amarse.
Eres la persona con la que me despierto, con la que disfruto mi tiempo libre y con la que duermo cada día. Aun cuando no estás eres el centro de mi universo.
Tal vez creas que las piedras que os separan son demasiado grandes como para superarlas, pero si vuestro amor es de verdad no habrá distancia que pueda con él.
Desearía que fueses lo primero que viera al despertar y lo ultimo que viera al dormir, pero la distancia nos separa, y me tengo que conformar con que seas lo primero que vea al dormirme y lo ultimo que vea antes de despertarme.
Odio subir a este autobús de la tragedia que me conduce al infierno de tu ausencia.
Cuando estás lejos de mí, la tierra parece mucho más pequeño y cualquier punto del mapa un lugar cercano y accesible.
La distancia no ha sido capaz de separarnos aún incluso cuando no fuimos capaces de imaginar que algún día volveríamos a vernos. Ya nada lo hará.
En ocasiones intento hacer del viento mi amigo para sentir que me abraza y que me trae un abrazo tuyo que me reconforte el alma.
No saber qué piensas al otro lado del teléfono es duro pero solo la ilusión de estar juntos hace que me crezcan alas para unirme a ti y ver más allá de las dificultades.
Las distancias deberían estar prohibidas cuando dos corazones se aman.
Si vuestro amor ha resistido a un largo periodo de alejamiento, no dudes de ese sentimiento, porque la fortaleza de un corazón que ha amado pacientemente es inquebrantable.
No hay camino trazado que separe mi alma de tu alma.
Mi velocidad cero se multiplica por tu tiempo para anular el espacio que nos separa y así poder amarte en un estado eterno relativo.
Me gustaría ser la brisa que llega cada día a tu ventana, para poder darte los buenos días mientras abres tus ojos.
No dejes que la distancia te ponga triste, no puede ganar esta batalla. Sé fuerte, sé libre y ama sin condición ni lejanía.
Amor, no sufras por la distancia que nos separa, cierra tus ojos y siente mi mano en tu mejilla, siente mis labios cuando tocan los tuyos. Esa sonrisa que tienes ahora es la que veo al soñar contigo.
Puedes alejarte, salir de La Tierra, puedes estar tan lejos que la Luna te salude al pasar, que mientras estés en mi corazón, estarás tan cerca que sentiré tu susurro en mi mejilla.
No le temo a la distancia que nos separa físicamente, sino a la que pueda interponerse entre tu corazón y el mío.