Vuestras frases

Ordenar por:
Vuestras frases
Me asomo al vacío; querría dejarme ir. Pero, aún ausente, estás tú.
Gracias por devolverme la tristeza y la absurda esperanza; ahora ya sé que no te irás nunca, aunque regreses.
Cuantas veces te dije te quiero, no importa cuantas, nunca podré decirte todo lo que siento.
Cuando se apague la llama, cuando llegue el invierno eterno. No estaré aquí, tampoco mi recuerdo, ni el más pequeño. Pero mi amor por tí estará por siempre, llenando de luz el universo.
Aunque te recuerde no volverás, pero en mi mente vivirás.
Me enseñaste a amar, pero no a olvidar.
Sólo un beso y ya te amo, una caricia y te recuerdo.
Ahora las cenizas de tu cuerpo son el abono de tus tierras. Tu sonrisa en la vida era el alimento de tus nietos. Ahora sin ti abuelo, tu recuerdo me alimenta y me abona el corazón.
El amor es un trabajo que no entiende de horarios ni de permisos ni de vacaciones.
No hay mejor palabra que el parpadeo de tus ojos, no hay mejor abrazo que la sonrisa de tu rostro y no hay mejor beso que el beso de tu boca.
Si no fuera por lo que fuera y es por lo que es, te comería hasta los pies.
Hace este amor que me sienta tan tuya, que para reconocerme, he de mirarme cada mañana en tus ojos y saber que al otro lado de ti, estoy yo y al otro lado de mi, estás tú.....pero sólo somos uno.
Egoncetrismo hiperbólico que destruyó mi realidad. Sublima y converge en símbolicas dos alas al sempiterno amorífero.
Dos mil ocho: alma en biselación. Resultado: benéfico entre actividad eléctrica y mecánica alumbró a un benéfico de parto eléctrico. El espíritu elevado requerido aún se utiliza en pos regular otro espíritu empero leve, pero enajenado. Condena: fulminar la cultura exógena.
No sueñes con la persona perfecta, se tan solo felíz con el que te haga sonreir.
Llegado el momento, llega una persona a tu vida que te hace feliz y empiezas a sentir mariposas en el estómago y crece un nuevo sentimiento, ahí te das cuenta de que èl es el indicado.
Beso tras beso, me doy cuenta que te amo cada vez más y más.
Ese momento histórico en que no importa nada más que tu y yo.
En el momento en que nos abrazamos con tanta fuerza, fue cuando percibí el latido de su corazón.
Tu amor llena mi sueño vacía la soledad y endulza de pasión la noche.