Enviar frase a alguien especial
Dejemos que la realidad venga, duele demasiado enfrentarse de nuevo a la rutina, porque no quiero seguir soñando con lo que pudo ser y no fue.
Vista previa