Frases de amor

Ordenar por:
Frases de amor
Doce rosas rojas por el día de San Valentín, simbolizan los meses del año que pienso yo en ti.
Aprovecho San Valentín para decirte que gracias a ti he sabido que es posible sonreír todos los días, llorar en la mejor de las compañías y esperar de la vida las mejores alegrías.
No hace falta que sea 14 de febrero para gritar a los cuatro vientos que eres lo que más quiero!
Una rosa y unos bombones para que se alegren nuestros corazones.
Los besos son las palabras más dulces que salen del corazón.
El beso es la mejor expresión que sale del corazón.
Beso no pedido es más gustoso y mejor recibido.
Besar es como beber agua salada. Bebes y aumenta tu sed.
El amor verdadero no tiene final feliz, porque el verdadero amor nunca termina.
El verdadero amor ilumina tus pensamientos como el sol ilumina el mundo.
Sabía que el amor a primera vista era posible y eres la prueba más grande de ello. Toda mi vida había esperado por alguien que me hiciera sentir como en un sueño. Me gustas desde el primer momento en que te vi.
En el mundo no puede existir otra persona que me pueda hacer sentir lo que tú con tanta insistencia. Nacimos para estar juntos, vida mía, porque esto es puro amor a primera vista.
Cuando te vi por primera vez, mi corazón me dio esa señal que tanto esperaba, supe desde entonces que eras tú mi princesa anhelada.
Aunque los años pasen nunca olvidaré aquel día primero en el que tu rostro vi por primera vez, lo que hizo en mí la diferencia entre la atracción y el querer. A ti te quiero sin dudarlo, nuestro amor a primera vista se hizo más grande de lo que esperábamos.
A pesar de no ser nunca el definitivo, el primer amor perdura para toda la vida.
Porque fuiste mi primer amor y el primer amor nunca se olvida, aunque diga que no te quiero, te querre toda la vida.
Debes estar cansada hoy después de todo lo que hicimos en mi sueño anoche.
Si ser sexy fuese un delito, te pasarías la vida en la cárcel.
Si tu cuerpo fuera cárcel y tus brazos cadenas, qué lindo sitio para cumplir una condena.
Quisiera ser caramelo que ilusión tan loca para pasearme por tu piel y derretirme en tu boca.