Frases de amor

Ordenar por:
Frases de amor
La ternura es el reposo de la pasión.
En la vida matrimonial, tres es compañía y dos es ninguno.
Veinte años de romance convierten a una mujer en algo como una ruina; pero veinte años de matrimonio le hacen algo a sí como un edificio público.
Los hombres siempre se empeñan en ser el primer amor de una mujer. Tal es su tosca vanidad. Las mujeres tienen un instinto más sutil de las cosas. Prefieren ser la última novela de un hombre.
El matrimonio es el único tema donde todas las mujeres están de acuerdo y todos los hombres en desacuerdo.
Sólo el amor puede ayudar a vivir.
Un hombre muy enamorado nos hace soñar; un hombre muy enamorado de su mujer nos hace sonreír.
Para adquirir reputación del mayor tacto social, habla a cualquier mujer como si estuvieras enamorado de ella, y a cualquier hombre como si te aburriera.
Una mujer no siempre es feliz con el hombre que ama; pero siempre es desdichada con el que no ama.
Una sola es la verdadera tragedia de la vida de la mujer: el hecho de que su pasado sea siempre un amante, y el futuro, invariablemente, un marido.
Si yo fuese el mar, y tu una roca, haría subir la marea, para besar tu boca.
Queriendo ser frío, me derrito nada más rozar tu piel.
Besarte es como perder la noción del tiempo y del espacio, es ver el cielo, las estrellas... es verte a ti.
Un día dejé caer una lágrima en el océano. El día que la encuentre será el día que deje de quererte.
Tú y yo somos como dos estrellas detenidas en el espacio, separadas por la distancia y unidas por el recuerdo.
Te amo, pero nunca te diré te extraño, tampoco te necesito, porque tu siempre estas conmigo sin importar el tiempo o la distancia.
El amor y la distancia son como el fuego y el viento. A los grandes el segundo los enciende y a los pequeños los apaga.
El amor verdadero perdura a través del tiempo y la distancia, esto sólo es posible si se logran mantener juntas las gotas de razón que da la mente y al propio corazón con sus latidos.
El amor a distancia es como el aire, sabemos que existe aunque no lo podamos tocar.
Por 1 beso de tu boca, 2 caricias te daría 3 abrazos que demuestren 4 veces mi alegría, y en la quinta sinfonía, de mi sexto pensamiento, siete veces te diría, las ocho letras de un Te Quiero, porque 9 veces por ti vivo y 10 veces por ti muero. Feliz San Valentín.