Frases románticas

Ordenar por:
Frases románticas
La misma flor no siempre tiene el mismo color, porque la belleza de su brillo la ponen los enamorados al compartirla.
El amor no nos hace invencibles ni inmortales, pero sí nos ayuda a afrontar con más fuerza las batallas y a sentirnos un poco más jóvenes.
No temo al destino, no temo al dolor, no temo a la cárcel, ni al castigo de hoy, lo único que temo es quedarme sin tu amor.
Me gustaría ser inmensamente pequeño y frágil para que me dejases vivir en el recodo de tu ombligo el resto de mis días.
Ayer sentí que mi vida solo pasaba por ti, que me hacías feliz y que bailábamos nuestra canción hasta que ésta dejaba de existir de tanto repetirla unidos en un vaivén de complicidad que demostraba que estamos hechos el uno para el otro.
Recorrer despacio las líneas de tus dedos mientras me das la mano, saborear tu sonrisa antes de que me beses, mirarte fijamente antes de que tú misma me devuelvas la mirada y quererte sin límites antes de que me devuelvas un te amo.
Recostada y eterna descansa mi alma cuando se enlaza con el hilo que teje tu mano de hilandera hechicera. Esto si que es amor sin costuras.
A las mujeres les seduce que se las seduzca.
Si el amor pasa por tu lado y no lo ves, no es amor, es tan solo un espejismo. Si lo ves claramente, cuidado con tu corazón, porque te puedes enamorar.
Me gusta admirar tu blanca desnudez, porque sobre ella he tenido la suerte de esbozar el lienzo de mi vida.
Lo mío puede ser capricho, obsesión, delirio o necedad, pero nunca podrá ser fugaz. Te amo.
Ese beso robado demuestra que en el fondo nos queremos más de lo que piensas, fue un mensaje del corazón que nos dijo que por fin, arriesguemos.
Una mujer acaricia a un hombre con sólo acercarse a él siempre que esté sola.
El hombre no muere cuando deja de vivir, pero si cuando deja de amar.
Antes no te conocía, ni pensaba conocerte; ahora que te conozco, no puedo vivir sin verte.
El amor no miente, la gente sí. El amor no se va, la gente sí. El amor no te hará daño, la gente sí.
Cuando amas a otra persona sólo deseas que vuestro tiempo se detenga en cada beso, que vuestras miradas no dejen nunca de cruzarse y que esa sonrisa de vuestros labios no sonría más que por vuestras palabras.
Cuando besas mi frente y me guareces en ti bajo un abrazo, siento que no hay otro lugar en el mundo en el que quiera vivir.
Sólo el amor puede ayudar a vivir.
Cada día al despertar miro a mi lado para ver si estas, necesito comprobar que no lo he soñado y que eres mía.