Frases románticas

Ordenar por:
Frases románticas
Te quiero como jamás pensé que fuera posible querer a nadie. Te amo como si fueras parte de mí misma. Y como parte de mí misma, tu dolor me duele.
Desnuda eres tan completa que a veces dudo de que el resto de visiones tuyas supere a este instante de ternura y claridad.
El paraíso está atrapado en tu pecho, olvidar tantas horas susurrándome al oído no es tarea fácil. La pasión se apagó como el hielo pero las cosas buenas ya ves que es inevitable que se deshagan tan pronto.
Dicen que el amor no entiende de fronteras, ni de mapas, ni de ciudades. Yo no sé si es verdad, porque lo cierto es que en ti, he hallado el centro de mi geografía.
Qué podría haber más estimulante que el olor de tu piel al despertar y el suave tacto de tu mirada.
Lo mejor del amor es lo inmenso y lo humano que es capaz de hacerte sentir en un mundo de dolor y desesperanza.
Inspiraste todos mis poemas, todas mis canciones… Guiaste todos mis pasos. Me hiciste grande.
Sentir que otros labios puedan rozar los tuyos es empezar a creer que no es tan difícil caer en la locura.
Es tu sonrisa la que ha inspirado los mejores de mis poemas.
Si tuviera que elegir con qué momento de mi vida quedarme, con qué recuerdo sobrevivir, me quedaría con aquel en el que aceptaste ser mi mujer.
No es cuestión de dos, es cuestión de saber que a tu lado no tendré que volver a sumar un cuerpo.
Podría encontrar cien razones para amarte, cien motivos repletos de ti y de obviedades. Pero este solo instante, este solo gesto de unos ojos que ríen mientras te hablo, es suficiente para justificarme.
Tu amor esperé con locura, y creo que si muero y me dices te quiero, saldré de la tumba.
El sueño de un hombre comienza al sentir la sonrisa de una mujer, y continúa cuando esa delicadeza se convierte en una caricia en sus labios.
El amor envuelve a la persona amada con lo más bello que puedas soñar.
Con tu amor sería la reina del universo, y tu mi rey.
La magia solo dura mientras persiste el deseo.
Cada vez que sonríes a alguien, es un acto de amor, un regalo a esa persona, una de las cosas mas hermosas.
El tiempo es muy lento para los que esperan, muy rápido para los que temen, muy largo para los que sufren, muy corto para los que gozan; pero para quienes aman, el tiempo es eternidad.
Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa.