Frases de celos

Ordenar por:
Frases de celos
Si los celos son señales de amor, es como la calentura en el hombre enfermo, que el tenerla es señal de tener vida, pero vida enferma y mal dispuesta.
Es propia condición del celoso, parecerle magníficas y grandes las acciones de sus rivales.
Donde no hay celos no hay amor.
Los celos, cuyo objeto parece no ser otro que la persona amada, demuestran mejor que todas las demás pasiones, que no amamos a nadie más que a nosotros mismos.
Los celos brotan ordinariamente en los hombres por falta de talento, y en las mujeres, por exceso de penetración.
¿Celos por amor? Eso es como decir que el hambre en el mundo es por voluntad de quienes la padecen.
Los celos son al amor lo que un gusano a la manzana. Avanzan poco a poco pero terminan destruyendo de manera letal.
Si no has sentido el vértigo de los celos quizás no hayas estado enamorado.
No juegues a medir el amor de alguien por la capacidad de tener celos al verte con otra persona. Entre estirar la cuerda y romperla no hay mucho espacio.
Quién definió el término locura probablemente alguna vez también estuvo enfermo de celos.
Los celos son sólo la excusa del cobarde para no afrontar que no tiene miedo de perder a la persona amada, sólo de reconocer que se ha perdido así mismo.
Por celos no se ama, por celos se teme.
Si los celos son no poder soportar la idea de imaginar tus labios junto a los de otra mujer, debo estar muriendo de esta irremediable enfermedad.
En ocasiones los celos se descontrolan de forma que lo que tememos es lo que terminamos atrayendo.
Reconozco que cuando a veces estoy celoso, me reprimo, y no te digo nada...pero eres tan hermosa, tan llena de vida...tan tú...que me parece imposible no enamorarse de una persona así.
Sentí punzadas de dolor, sentí decepción, sentí la llegada del desamor, sentí que perdía la razón y con el paso de las horas supe que sólo eran celos, malditos celos.
La inseguridad habla en nombre del amor, son los celos el arma más quebradiza para fundamentar los argumentos del amor eterno.
Los celos son parte del amor como las estrellas forman parte del universo.
Los celos son al amor, lo que la tristeza a la muerte.
A veces me desprecio, dudar de ti, sentir celos... es la bajeza más grande y hace que mi existencia se torne insignificante.