Frases de amor verdadero

Ordenar por:
Frases de amor verdadero
Si tuviese que decir algo sincero te diría que te quiero, pero si tuviese que expresar lo que siento te llevaría hasta un lugar desierto para explicarte que el mundo sólo contigo ya sería completo.
La parte más bonita de nuestra alma es aquella que inspira las cosas más bellas que hacemos, sobre todo las que emergen incondicionalmente desde nuestro corazón.
Un profundo sentimiento invade tu cuerpo, te emocionas al oír su voz, tus pensamientos sólo tienen un destino y sabes que sacrificarías todo por ella. Así detectas que eso que sientes puede parecerse al amor verdadero.
Por más que intento no sonreír constantemente, mis labios me traicionan y cuanto más le digo a mi mente que me de tregua, más pronuncio tu nombre. No puedo engañar a mi alma… que ya es tuya.
Si me quieres como yo a ti, te compadezco, porque me gustaría que pudieses dormir sin mí a tu lado, que pudieses respirar tranquilo cuando me encuentro triste y que tu vida estuviese llena sin mi sonrisa en tu vida.
Eres la cara a la que miro para iluminar mi vida, la voz que deseo escuchar para continuar luchando y el lugar en el que dejaré mi corazón cada noche para que me despierte tu amor.
Amar realmente a alguien es sentir que forma parte de nuestro ser y que podríamos hacer cualquier cosa por iluminar una sonrisa en su rostro.
Desde que tus ojos iluminaron mi vida no existe un sabor más dulce que el de tu boca ni un sonido más armonioso que el de tus palabras.
Creo en el amor verdadero desde que sentí que te perdía y no encontré por más que busqué ni un solo argumento para seguir sonriendo.
Aunque el amor no nos salva ni nos hace más fuertes, junto a ti siento el dulce espejismo de la inmortalidad.
Las nubes se hicieron para subir a ellas contigo y perdernos en nuestro amor. Y se hicieron altas, muy altas, para que nos costase llegar, pero nunca deseásemos dejarlas.
El amor verdadero es inagotable, cuanto más das más tienes.
El verdadero amor crece con las dificultades; el falso, se apaga.
El verdadero amor es lo que ennoblece la personalidad, fortalece el corazón, y santifica la existencia.
Sólo existe el amor. Las otras cosas nobles apenas sirven para dignificarlo....Algunos hombres jamás lo encuentran. Para otros es apenas una estrella fugaz que ilumina un año, un mes, una semana o un día en sus vidas. Pero ese destello efímero da significado a la existencia toda. Bienaventurado el que puede sentir en su carne y en su espíritu el fuego de esa chispa.
La distancia se creo para los amores verdaderos, sólo estos la resisten.
No existe el amor, sino las pruebas de amor, y la prueba de amor a aquel que amamos es dejarlo vivir libremente.
El amor, para que sea auténtico, debe costarnos.
Conocí el amor verdadero cuando te conocí, pero no supe que lo tenía hasta que te perdí.
El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien, sino en el deseo de dormir junto a alguien.