Frases de amor verdadero

Ordenar por:
Frases de amor verdadero
Nuestro amor es verdadero... lo pienso siempre que te veo y mi corazón palpita sin duelo y salta a mi cuello.
Si realmente quieres mantener una relación en buen estado de salud, deja de buscar respuestas en los defectos y busca virtudes en los detalles.
Sabes que estás con la persona adecuada cuando de pronto todo parece encajar y tener algún sentido.
Nuestro amor es sin duda verdadero porque es joven, sincero, libre, claro y genuino como el amanecer del sol de las mañanas en las que nos hemos despertado juntos.
Nuestra capacidad de amar también conlleva un aprendizaje. Con el tiempo, si has aprendido bien, vas notando como poco a poco los sentimientos se purifican y se vuelven más ligeros pero también más resistentes.
Amor verdadero del bueno a céntimo por beso.
El amor no puede comprarse. No se pueden pagar sentimientos con dinero como si se tratase de diamantes. A la larga la pureza le gana la batalla a la belleza.
¿Es esto que siento una forma de morir en vida, o es mi corazón que no soporta este amor que me invade y no me deja respirar?.
Cuando el amor es verdadero no existen peros ni excepciones, porque el corazón no entiende de barreras, ni de obstáculos… sólo de sentimientos.
Me pides que te ame de verdad, ¿acaso cada vez que te miro no me deshago en un amor que traspasa cualquier verdad?.
El amor verdadero es aquel que no conoce el odio, la traición, la furia o el engaño.
¿Verdad verdadera que te quiero cuando digo que te quiero?.
Se despierta el día con la certeza de que un amor sólido y verdadero reposará sobre nuestra cama.
Pequeña embustera, di la mentira más grande de tu vida y grita que no me amas como si de verdad no supieras lo mucho que yo te quiero.
No existe una fórmula mágica para saber si has encontrado el amor verdadero, es una de esas sensaciones inexplicables pero absolutamente certeras.
Enamorarse no solo supone entregarse en cuerpo y alma al ser amado, sino aprender también el idioma de su cuerpo.
Eres todas las cosas que deseo y necesito: mi aire, mi alimento, el agua que calma mi sed y mi razón para sonreír todos los días.
El amor verdadero es capaz de sobreponerse a todo, incluso a los golpes más viles que la vida le pueda propinar.
El amor hace a los esclavos libres, y a los libres esclavos.
Te regalo palabras dulces que te hagan sentir especial, que te hagan olvidar todo lo malo del día y que te hagan saber que no hay mujer que te hará ser más feliz que yo ni amor más verdadero que el mío.