Frases de amor imposible

Ordenar por:
Frases de amor imposible
Ser feliz puede ser algo tan dulce como morir después de un beso, algo tan suave como el susurro del viento, algo tan simple como rezarle a Dios en un templo o algo tan imposible como tenerte a ti.
Llegué tarde a tu vida, mientras eras feliz al lado de otro. Dame tu alma un solo segundo y no pensarás en ningún otro jamás… no me lo niegues.
Dedico mi energía y mi ser a intentar alcanzar a aquel amor que me mantiene despierto cada noche. Pero ese corazón inalcanzable, imaginario, es casi inexistente y no llegará, lo sé.
Cuando te enamoras no eliges de quien lo haces, simplemente llega alguien que te deja sin aliento que te deja sin sueño y que te deja sin hambre. Por eso cuando no está a tu alcance es la peor de las noticias.
Regreso a mi, porque es el único lugar en el que te encuentro.
Lo más difícil no es esperar, sino esperar sin que me creas que espero.
¿Por qué me enamoré de lo prohibido? ¿No hubiese sido más sencillo enamorarse de cualquier otro? Tenías que ser tú, mi vida, mi esperanza y ese amor que no llega.
No creo en el amor imposible, porque sinceramente creo que es imposible dejar de amarte.
El tiempo y la vida me enseñaron que, lo único imposible en el amor, es salir airoso.
Lo que sentimos el uno por el otro es inigualable. Nadie sabe el amor que sentimos tan profundo, tan sólido, tan cercano y a la vez tan lejano.
Dile que no, deshazte de esa cuerda que te ata, ven a mí y sé libre por primera vez... si fuese tan fácil.
Será pronto, será tarde, será ayer, será ahora, pero no me resigno a pensar que tú amistad se equivoca y que eso que ves cómo locura será accesible, un momento único donde encontrarás nuevas respuestas.
Aunque sepa que nuestras sombras nunca caminarán su vida de la mano, recrear esta imagen me salva de mi soledad.
El amor imposible es aquel que no es capaz de salvar la distancia existente entre lo que dices y lo que yo entiendo.
Imposible alcanzar el amor contigo. Tus palabras, siempre esperanzadoras, cada vez me duelen más y cuanto más espero más muero.
Estás cada día mi lado y te tengo tan lejos.... Que daría yo porque tu mirada de amor fuese para mí, que tus besos fuesen a mí boca.
El amor imposible no existe, sólo existe el amor que creemos imposible.
No creo en el amor imposible, creo en la cobardía del ser humano para afrontar aquello que es necesario para ser feliz.
El amor imposible es aquel que se muestra como una posibilidad cuando nuestra voluntad deja de servir al amor para comenzar a servir al miedo.
Decir adiós a tiempo a veces es también una victoria pues nos da la oportunidad de conservar un buen recuerdo de lo que un día llamamos amor.