Enviar frase a alguien especial
Cuando quise darme cuenta, lo único que quedaba entre nosotros era la pesada y triste sombra del desengaño.
Vista previa