Frases de Maurice Maeterlinck

Ordenar por:
Frases de Maurice Maeterlinck
Acaso el silencio determine y fije el sabor del amor. Si no contara con el silencio, el amor no tendría ni gusto ni eterno perfume.
El dolor es el alimento esencial del amor; cualquier amor que no se haya nutrido de un poco de dolor puro, muere.
1