Frases de John Barrymore

Ordenar por:
Frases de John Barrymore
No es bueno que el hombre esté solo. Pero, ¡oh, Dios mío!, qué alivio.
1