Frases de Jacinto Benavente

Ordenar por:
Frases de Jacinto Benavente
Al amor lo pintan ciego y con alas. Ciego para no ver los obstáculos, con alas para salvarlos.
El amor auténtico, el amor ideal, el amor del alma, es el que sólo desea la felicidad de la persona amada sin exigirle en pago nuestra propia felicidad.
Los amores son como los niños recién nacidos: hasta que no lloran no se sabe si viven.
En asuntos de amor los locos son los que tienen más experiencia. De amor no preguntes nunca a los cuerdos; los cuerdos aman cuerdamente, que es como no haber amado nunca.
El único camino de nuestra redención es el amor.
El verdadero amor no se conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece.
El amor es lo más parecido a la guerra, y una guerra en la que es indiferente vencer o ser vencido, porque siempre se gana.
Las mujeres aman, frecuentemente, a quien lo merece menos; y es que las mujeres prefieren hacer limosna a dar premios.
El amor es así, como el fuego; suelen ver antes el humo los que están fuera, que las llamas los que están dentro.
El amor es como Don Quijote, cuando recobra el juicio es que está para morir.
Amor es todo sutileza, y la mayor de todas no es engañar a los demás, sino engañarse a sí mismo.
Sólo en amor sienta bien a los hombres algo de timidez. La timidez del hombre hace ser algo más atrevidas a las mujeres.
1