Frases de Henri Beyle Stendhal

Ordenar por:
Frases de Henri Beyle Stendhal
Una mujer de cuarenta años sólo tiene atractivos para aquellos que la amaron en su juventud.
El hombre que no ha amado apasionadamente ignora la mitad más bella de la vida.
Para ser amado a primera vista, un hombre debe tener a la vez algo de respeto y algo de compasión en su rostro.
Los celos pueden constituir un modo nuevo de probar el amor, mas pueden también ofender la dignidad de una mujer perfectamente delicada.
El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio.
Muy frecuentemente las lágrimas son la última sonrisa del amor.
El remedio más eficaz contra el amor: comer guisantes.
1