Frases de Gabriel García Márquez

Ordenar por:
Frases de Gabriel García Márquez
Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa.
Ningún lugar en la vida es más triste que una cama vacía.
El amor es tan importante como la comida. Pero no alimenta.
Si los hombres parieran serían menos desconsiderados.
La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.
Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al señor para poder ser el guardián de tu alma.
El amor se hace más grande y noble en la calamidad.
1