Frases de Enrique Heine

Ordenar por:
Frases de Enrique Heine
Para ser amado de todo corazón... hay que sufrir. La compasión es la última consagración del amor y acaso el amor mismo. Por eso de cuantos dioses han existido es Cristo el que más amado ha sido, especialmente de las mujeres.
1