Frases de Aroha Díaz

Ordenar por:
Frases de Aroha Díaz
Siempre creí que era una persona desafortunada hasta que te conocí. Entonces entendí que la fortuna se había estado reservando para el mismo día en que mis ojos te vieran por primera vez.
Te prometo que lo intento con todas mis fuerzas pero por más que lo hago, no logro dejar de pensar en ti y en lo difícil que es seguir viviendo sin tus besos.
Si tres veces viviera, tres veces elegiría compartir mi vida contigo y tres veces moriría para volver a yacer a tu lado.
Lo peor de esta despedida es que llenas tus maletas con reproches y dejas todo el dolor en esta sala de estar.
Sentir que el mundo se te cae a los pies cuando un simple gesto te descubre toda una vida de mentiras y pararte a pensar cómo no te diste cuenta antes.
El amor verdadero es un sentimiento tan puro que ni siquiera la muerte puede acabar con él.
Sólo debes responder a una pregunta y ni siquiera debes respondérmela a mí ¿supera lo que sientes por mí las millas que nos separan?.
Si el amor eterno existe, debe ser esto mismo que estoy sintiendo, porque por más que lo pienso no encuentro un solo argumento que me hiciese dejar de amarte.
Pasé noches enteras llorándole a la enorme impotencia que me dejaban tus rechazos. Ahora tú le lloras a mi frialdad y es cuando entiendes que cada acción tiene una consecuencia.
Mejor aún que haberte conocido es saber que sigues el mismo camino que yo y de mi mano.
Decirte adiós fue lo peor que he hecho en mi vida: después de ti solo ha quedado desolación y desesperanza.
Una noche a tu lado vale cualquier calamidad que pueda ofrecer este mundo.
De todos los momentos duros que he pasado en mi vida podría decir que el peor de todos fue aquel en el que tuve que decirte adiós.
No creo en el amor imposible, creo en la cobardía del ser humano para afrontar aquello que es necesario para ser feliz.
El amor imposible es aquel que se muestra como una posibilidad cuando nuestra voluntad deja de servir al amor para comenzar a servir al miedo.
No puedo tocarte. Tampoco puedo verte. Pero puedo sentirte con tanta fuerza que me parece que duermes a mi lado cada noche.
Este amor es imposible porque ante tus oídos sedientos de palabras de consuelo, mis labios se muestran completamente sellados.
El amor no correspondido es aquel que deja en el aire todos tus deseos de amar y proyecta toda tu energía hacia un lugar donde se dispersa y se deja morir.
Los celos no son otra cosa que la manifestación de un inmenso pánico ante la idea de perder a quien amamos.
Ni toda la distancia de este mundo puede alejarte de mis pensamientos.