Frases de Aroha Díaz

Ordenar por:
Frases de Aroha Díaz
El primer amor nunca se olvida simplemente porque no es posible borrar de la mente una tormenta de emociones que nos hace elevarnos por encima de todo lo que creíamos saber.
De nuestra historia prefiero quedarme con lo bueno, aunque con el tiempo haya terminado entendiendo que no fuiste más que fruto de mi imaginación.
Por más que lo pienso, no deja de sorprenderme que conociéndote desde hacía tantos años, no me hubiese percatado antes de que eras el amor de mi vida.
Presa de la melancolía, muchas veces grité tu nombre y al oír el eco de mis palabras comprendí que hacía tiempo que estando, ya no estabas.
Un amor eterno es aquel que se expande en el tiempo y la distancia y sobrepasa incluso los límites de lo físico. El amor eterno desafía cualquier ley gravitatoria y es inmune al paso del tiempo.
Si no se te ha paralizado el corazón tres segundos al encontrarte con unos ojos por primera vez, no has conocido el amor a primera vista.
Tristeza es lo que se siente cuando unas palabras que tanto significado tuvieron en tu vida, son las mismas que ahora se te clavan como puñales en forma de mentira.
Es posible amar a primera vista, pese a que se escape a la razón. Pero hay grandezas que no están hechas para ser comprendidas por la mente humana.
Difícilmente alguien que no haya amado verdaderamente contemplará siquiera la idea de que el amor eterno pueda existir.
Lo peor de esta historia es estar enganchado a ti como lo estoy y saber que jamás voy a ser correspondido.
¿Cómo sería posible mantener una relación en la que se pagase la torpeza con furia y la inocencia con traición?.
Sabes que el amor verdadero ha llegado cuando puedes predecir un pensamiento sin tener precedente alguno, porque el amor se expresa sin palabras, es conocer a quien amas completamente sin aprendizaje previo.
El desamor no es la consecuencia de que el amor se acabe, sino la consecuencia de darnos cuenta de que la persona que amábamos no era la quien creíamos que era.
Como una pelota movida por el viento siento que tu amor me eleva. Las risas a tu lado son algo inolvidable y cada beso algo memorable.
Que el paso del tiempo y de los años no te hagan olvidar la esencia del amor recordándote la primera vez que amaste.
Nunca vi unos ojos más hermosos que los tuyos. Tampoco un silencio me dijo tanto nunca antes. Solo necesito mirarte un instante para saber que eres tú esa persona capaz de cambiar mi mundo con tan sólo con dos palabras.
Juramentos y traiciones, a eso se resume todo lo que he vivido contigo y a las cenizas del dolor quedan reducidos mis sentimientos por ti.
Desconozco que haya existido en alguna ocasión una relación tildada de imposible. Pero sí conozco sentimientos cobardes incapaces de sobreponerse para alcanzar un objetivo tan elevado como el propio amor.
El primer amor es aquel que te hace sentir grande, fuerte y capaz de todo.
Eres el claro ejemplo de cuando una despedida se convierte en una bendición.