Frases de Aliena

Ordenar por:
Frases de Aliena
Si alguien me dijera que no nos vamos a volver a ver más no pensaría que sabes lo que te quiero y estaría todo el día haciendo cosas para demostrártelo. Como somos los enamorados que para que arda la llama necesitamos sentir en la boca el posible sabor de la pérdida.
Sólo tenemos que dejar de preocuparnos, agarrarnos fuerte de la mano, mirarnos a los ojos y disfrutar de nuestro amor.
Si crees que lo nuestro no funciona no voy a molestarte, pero si quiero que sepas antes de que me olvides, que no habrá hombre que te sueñe, te sienta y te desee como lo hago yo en este preciso momento.
Y en el momento en el que te despediste sin pensar ni un minuto en lo especial que sería estar juntos, supe que después de todo no éramos nadie.
Si me has visto llorar por otro como amigo, extraño será que me veas llorar por ti como amante.
Lloro al pie de tu sonrisa, no me tengas pena. Sé que ya sientes la nostalgia mientras mueves tu pelo que esparce polvo de mariposa. Vete con tu sonrisa antes de que me dé cuenta del sabor a despedida.
Dame un beso, pequeño, dulce, tranquilo, de esos que me hagan saber que no será el último. De esos que llevo imaginando una y mil noches.
Las noches son incendiarias, en la almohada me refugio, te busco en cada anochecer, busco la respuesta, una señal que me indique que vas a estar ahí mañana.
Dormir contigo, abrazarte sabiendo que eres mío y que tú esencia estará aquí igualmente cuando me despierte, es uno de los mayores placeres que pueden vivir dos personas que se quieren.
El amor eterno es una historia verdadera que conquistará el futuro y el infinito.
Mi vida empezó aquel día cuando decidí al conocerte que todo valía la pena porque llegaras a quererme.
Será pronto, será tarde, será ayer, será ahora, pero no me resigno a pensar que tú amistad se equivoca y que eso que ves cómo locura será accesible, un momento único donde encontrarás nuevas respuestas.
Todos mis sueños bailan a tu ritmo, si tú me ayudas yo apuesto, si tú me quieres yo te permito, si tú me elijes yo te amo.
Mi corazón tan tímido espera que acudas a la cita, mis horas se hacen difíciles pero sé que abrirás tus brazos y todo será un sí al amor, un sí a nuestro amor sin reparos.
No hay amor más triste que aquel que sueña lo que va a formar mientras espera que lo acepten.
Sentí punzadas de dolor, sentí decepción, sentí la llegada del desamor, sentí que perdía la razón y con el paso de las horas supe que sólo eran celos, malditos celos.
No existe amor más puro que el primer amor, dar todo sin saber nada de lo que vendrá después, sin esperar que algo sea devuelto.
Solo pensar en tus brazos y ya me deslizo en cuerpo y al alma recorriendo la distancia que nos separa, los obstáculos del presente que no estarán en el futuro.
Si pudiera ser una parte de ti escogería tu mente, a largo plazo sé que es más fácil enamorar a un corazón y que te sea fiel para toda la vida.
Desde el primer momento en que te vi supe que de una u otra forma estarías presente para el resto de mi vida y de momento la mejor forma es amándote.